¿Qué debemos esperar de nosotros en 2019?

Por Earthgonomic

Algunas personas consideran que celebrar el término e inicio de un año es algo superficial, sin embargo, para muchas otras representa la oportunidad de cerrar círculos, hacer remembranzas y evaluar dónde hemos estado y a dónde se quiere llegar en el próximo ciclo. 

En cualquier perspectiva, lo confirmará cualquier project manager, es importante poder evaluar las cosas que se han hecho y contrastarlas con las metas y objetivos para saber cómo va nuestra andanza en los negocios, en la escuela, con la familia o en general en la vida personal. Lo que no se mide no se puede mejorar, por ello vale la pena esclarecer un comparar nuestros indicadores personales y profesionales. 

Sin duda alguna, 2018 representó un año de grandes retos socioambientales. El desarrollo social y ambiental en México jugó un papel determinante en los indicadores internacionales en proyectos como los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la medición de cumplimiento en avances de tratados en materia ambiental bilateriales, por ejemplo, con la recuperación del Delta del Río Colorado; incluso con el esfuerzo entre Estados Unidos, Canadá y México por la conservación de la mariposa monarca. 

Los cambios económicos en las fluctuaciones del peso frente al dólar impactaron especialmente en el desarrollo de proyectos sociales y ambientales impulsados por el tercer sector con apoyo empresarial, ya que los recortes de presupuestos comenzaron por este tipo de iniciativas. 

Si bien es cierto que cada día hay más personas participando activamente en ayudar a resolver las problemáticas ambientales y sociales en México, también es cierto que el incremento de problemáticas o sus magnitudes han crecido exponencialmente y la ayuda que se puede brindar sigue quedando corta. 

Hace pocas semanas incluso la Organización de las Naciones Unidas dio a conocer un reporte con datos alarmantes donde se explicaba cómo es que la magnitud e impacto del cambio climático es más grande de lo que se había estimado y que incluso las esperanzas prospectadas para revertir sus efectos se han acortado de manera alarmante. 

Pero a pesar de las grandes problemáticas a las que nos enfrentamos a nivel mundial, somos testigos de grandes éxitos que nos ayudan a guardar entusiasmo para hacer más y mejores cada nuevo día. Por ejemplo, basta con ver los nuevos emprendimientos de negocios con iniciativas ambientales, que han generado nuevos mercados apegados al comercio justo, comercio local y desarrollo sustentable. 

En México, las actividades de voluntariado han cobrado más impulso y ha incrementado el número de voluntarios y horas donadas al trabajo socioambiental. El desarrollo sustentable se ha convertido en una iniciativa que ha sido cada vez más abanderada no sólo por el sector empresarial, sino en el sector académico, lo que ha impulsado la profesionalización de los actores de cambio que apuestan por la mejora social, económica y ambiental en nuestro país. 

Lo más importante es que este nuevo ciclo nos depara un futuro en blanco, es decir, que los éxitos se van a construir con las decisiones y acciones que se tomen hoy. La meta es poder respondernos, cada uno de nosotros, ¿en qué mundo quiero vivir mañana? y lo más importante, ¿qué estoy dispuesto a hacer para lograr vivir en ese mundo?

En 2019 tenemos la oportunidad de abrirnos las puertas aprovechando los recursos tecnológicos que caracterizan a esta generación, donde la información será la herramienta principal para que la gente sea consciente de la realidad social y ambiental de nuestro país. Pero más allá de eso, tenemos el gran reto de pasar de la información a la acción y generar más agentes de cambios activos. Dejar de lado “estar informados” para empezar a actuar y “ensuciarse las manos” mejorando las cosas. 

Para ello es necesario capacitarnos, involucrarnos y aprender cada día nuevas formas de ayudar. Apoyar cualquier solución a las problemáticas ambientales y sociales, no importa a quien apoyes o cómo lo hagas, ¡hazlo! Acércate a una ONG, a la casa de ancianos de tu comunidad, a las casas hogar, las comunidades o grupos vulnerables. No importa la causa que queras apoyar, pero comprométete. 

Asumamos nuestra responsabilidad con la sociedad. Cada uno de nosotros somos un eslabón de una larga cadena y necesitamos ser fuerte para fortalecer a nuestros allegados. Capacítate, actúa, ayuda, sé responsable, infórmate, actívate, participa. 

Dedica a uno de tus propósitos de año nuevo para beneficiar a una causa ambiental y social. No te arrepentirás. 


COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: http://www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: