Despertando

Por Guillermo Alvarado   Son las cinco y media de la mañana, suena la alarma del despertador -Dear hero imprisoned…With all the new crimes that you are perfecting…- un bostezo, sus párpados se despegan destruyendo el mundo de los sueños, hay poca luz, la habitación es oscura, la noche cubre gran parte de la ciudad, el amanecer va... Leer más →

Memorias

Por Guillermo Alvarado Raymundo se terminaba de vestir mientras Teresa salía de bañarse, un par de meses atrás cumplieron tres años de casados.   Raymundo: ¿Te gustaría ir al teatro mañana? Teresa: -asiente con la cabeza y añade- Sí, claro. ¿Que obra están montando? R: -mirándose al espejo mientras se peina- No tengo idea, pero... Leer más →

No era mi intención escribirte

Por Guillermo Alvarado Este mes se cumplen dos años de que te fuiste, sé que de nada sirve que te escriba, sé que de nada sirve que te extrañe. Te encontré en la calle, afuera de un restaurante de comida rápida, entre latas dobladas de refresco de cola y servilletas usadas, allí brillabas débilmente, al... Leer más →

Insomnio

Por Guillermo Alvarado Tomar dos cápsulas una hora antes de dormir. El cansancio es permanente, temprano te despegas de las sábanas y tan pronto te pones de pie, ya quieres regresar a los brazos de Morfeo. Ya ni los sueños te saben, ni te preocupas por recordarlos, ni te interesan, sólo te levantas por las... Leer más →

En la ciudad

Por Guillermo Alvarado   En la ciudad no hay crimen ni depravaciones, no hay malos momentos, ni mala gente. Aquí se vive con tranquilidad. A veces los ciudadanos para distraerse en casa se disfrazan de criminales o de proxenetas, toman pistolas de plástico y mujeres de carne y juegan a robar el banco de la... Leer más →

Tre/se

Por Guillermo Alvarado   A continuación tres sueños que tuve en los últimos quince días.  -La nueva sociedad Iba camino al trabajo, no sabía en qué trabajaba, pero sabía que me dirigía a la oficina donde trabajaba. Parte del encanto de los sueños es no comprender a detalle lo que sucede y sólo concentrarse en... Leer más →

(in)corregible

Por Guillermo Alvarado     -Quizás sólo prefiero estar molesta contigo y acostarme por conveniencia, que buscar a otro y tener que invertir tiempo y sentimientos hasta que le permita que lleguemos a la cama.- Y así dio inicio nuestra relación, mas bien nuestra anti relación o lo que sea que teníamos.  Vivíamos a dispares,... Leer más →

Posada para dos (tres)

Por Guillermo Alvarado   Ella, viajando sola, cargando con la noticia, la buena nueva, aunque ni tan buena, ni tan nueva, ya se lo esperaba, se lo temía desde el momento en que no le bajó el periodo la primera semana en que debió sucederle. Ahora viaja en el metro atiborrado de gente, es muy... Leer más →

Sobre narraciones (extra) ordinarias

Por Guillermo Alvarado   En la boca promedio hay tres millones de palabras por usar, repartidas equitativamente de la siguiente manera: el primer millón de palabras sirven para generalidades y necesidades básicas, tales como alimentarse, dormir, fornicar, disculparse por un mal entendido, reprochar y chantajear, saquear la poca moral propia, rebajarse a los extremos y... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora