Crónica de un día en la oficina

Por Eva González   Ahí estás de nuevo, como cada mañana, con el cuerpo encorvado sobre ese escritorio tan estrecho que apenas alcanzas a extender los brazos para trabajar en el computador. Tienes los párpados a medio caer y los labios entreabiertos mientras manipulas el cursor sobre las celdas del documento en el que estás... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora