Calladita, aunque grites: la violencia de no escuchar

Por Ale Sánchez Una vez que andaba en el metro, al bajar del vagón, noté que un hombre caminaba muy cerca de mí. Comencé a zigzaguear con la intención de que el otro, al no querer delatarse, desistiera (son tan cobardes que lo niegan o ridiculizan a quien los confronta). Pero en vez de eso,... Leer más →

Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora